Agricultura y ganadería

La vegetación ha constituido la base económica para el desarrollo de la región. Las grandes extensiones de pastos naturales fueron los pilares de la ganadería en la Argentina y en Uruguay. Hoy en día la producción agropecuaria y la industria que genera continúa siendo en gran medida la base de la economía de los países de la Cuenca. Esto se advierte en el impacto que tienen en el comercio mundial algunos de los principales productos de la región, como el café, la carne y los cereales, y en el papel que este tipo de productos juega en la balanza de pagos de los cinco países. La extensión dedicada a estos cultivos representa una parte pequeña del total del área de la cuenca, aunque hay una marcada tendencia a la extensión de la zona de cultivos, con la incorporación de áreas de borde mediante el uso de modernas técnicas de manejo agrícola, tal es el caso del cerrado en Brasil y de las zonas semiáridas en la Argentina.

Agricultura y ganadería